De William Wallace y su cuadro de mando …(o no)

De William Wallace y su cuadro de mando …(o no)

Y entonces William Wallace, a lomos de su caballo en movimiento, llegó al corazón de su equipo con un discurso conmovedor; con un discurso de líder …

 ¡Yo soy William Wallace! Y estoy viendo a todo un ejército de paisanos míos, aquí, desafiando a la tiranía. Habéis venido a luchar como hombres libres…¡y hombres libres sois! ¿Qué haríais sin libertad….? ¿Lucharéis?
….
 Luchad y puede que muráis. Huid y viviréis. Un tiempo al menos… Y al morir en vuestro lecho… dentro de muchos años, ¿no estaréis dispuestos a cambiar… todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, ¡solo una oportunidad!, de volver aquí a matar a nuestros enemigos?

Pueden que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán…¡¡LA LIBERTAD!!

 

… y al terminar, arrió a su caballo y se fue a la loma más alta a ver como iba la batalla a través de un magnífico cuadro de mando que reflejaba en tiempo real los kpi´s principales…

¿O quizá la historia no era así …?

 

Vivimos una época de cambio permanente, donde más que nunca (o tanto como siempre) son imprescindibles líderes que marquen el camino.

Liderar puede ser atractivo, pero, sobre todo, no es fácil.

Un líder debe inspirar, debe ser honesto, debe ayudar a crecer, debe servir, debe arremangarse y apoyar al equipo, debe dar ejemplo.

Y debe liderar desde la autoridad, no desde el poder. La autoridad que te otorga tu equipo, no el poder que te ofrece tu cargo.

Y además, debe liderarse … debe autoevaluarse, ser exigente, superar las dudas, encontrar los caminos, pensar en la manera de lograr el mejor resultado conjunto.

 

Por ello, no hay descanso.

 

Hay que crear un espíritu de equipo felicitando los logros, reforzando los cambios de actitud positiva, resolviendo conflictos y potenciando los buenos comportamientos.

Hay que transmitir una visión haciendo partícipe al equipo, no sólo del objetivo, sino también del camino.

Y saber que el éxito no es casual; que la mayor garantía es el trabajo, la perseverancia, la revisión, la mejora continúa.

 

El líder no puede lanzar un gran mensaje y desaparecer …

No puede escudarse en su cuadro de mando, en el seguimiento de los KPI´s, … no puede ocultarse bajo la estrategia … porque no sería un líder.

 

Además de líder, es uno más; trabajando, haciendo, entendiendo, cometiendo y solventando errores

 

Pero el líder también es humano. Él también necesita sentirse arropado, … mirár atrás y ver que ahí están ellos, … los suyos, dispuestos a dar el máximo.

 

No es fácil. Nadie dijo que tuviera que serlo.

Sin Comentarios

Escribir un comentario